13/1/12

Este blog deja de actualizarse

Hace aproximadamente un año que comencé este espacio dedicado a nuestro quinto hijo.
Escribir sobre mi sufrimiento lo ha transformado, parafraseando a Eneko Landaburu, en un tesoro, en una fuente de vitalidad y de ánimo. Siempre lloraré por el bebé que se fue tan rápido, pero ha llegado el momento de dedicar todas mis energias, a sus cuatro hermanos que aún están conmigo y que tanto me necesitan. Por esta razón, este blog "en principio", va a dejar de actualizarse, aunque seguirán atendiéndose principalmente los comentarios y cualquier duda.
Muchas gracias a todos los que con vuestras huellas, vuestras experiencias, vuestras palabras me habéis acompañado en este solitario y difícil camino.
Quiero terminar este blog mostrando mi infinito agradecimiento a Dios, por estos cuatro maravillosos hijos, que me vuelven loca cada día, por el pequeñín que marchó para mostrarnos a toda la familia el camino al cielo y de una manera muy especial por el papá de los cinco. Os dejo con estas palabras tan tiernas de Santa Teresita:

"Me dirigí a los cuatro angelitos, que me habían precedido allá arriba, pues pensé que aquellas almas inocentes, que nunca habían conocido ni las turbaciones ni los miedos, deberían tener compasión  de su pobre hermanita que estaba sufriendo en la tierra.
Les hablé con la sencillez de un niño, haciéndoles notar que al ser la última de la familia, siempre había sido la más querida y la más colmada de ternuras por mis hermanas, y que si ellos hubieran permanecido en la tierra me habrían dado también sin duda algunas pruebas de cariño....Su partida para el cielo no me parecía una razón suficiente para que me olvidasen; al contrario, ya que se hallaban en situación de disponer de los tesoros divinos, debían tomar de ellos la paz para mí y mostrarme así que también en el cielo se sabe amar....
La respuesta no se hizo esperar. Pronto la paz vino a inundar mi alma con sus olas deliciosas, y comprendí que si era amada en la tierra, también lo era en el cielo...
A partir de aquel momento, fue creciendo mi devoción hacia mis hermanitos y hermanitas, y me gusta conversar a menudo con ellos y hablarles de las tristezas del destierro...y de mi deseo de ir pronto a reunirme con ellos en la patria..."

Santa Teresita del Niño Jesús "Historia de un alma"


¡¡¡Hasta siempre!!! Y estamos para lo que necesitéis en nuestra casa "paideia en familia" y para alguna cosilla más personal en: nazcaurpi@hotmail.com 

12 comentarios:

  1. Besitos!! y te seguimos en tu otra "casa"...

    ResponderEliminar
  2. Una despedida preciosa para este blog que tanto bien nos ha echo a tod@s. Seguimos viendonos en tu otra casa.
    Un bezaso.

    ResponderEliminar
  3. Gracias por haber compartido tanto con nosotros a traves de este blog. No sabes cuanto he aprendido con vosotros a través de este espacio. un beso y nos vemos en tu otro blog

    ResponderEliminar
  4. Gracias por dejarnos entrar, ver, sentir, compartir lo que has volcado en este blog durante este año que ha sido tan especial para vosotros y nosotros.
    Gracias por cada palabra.

    ResponderEliminar
  5. Gracias, Paloma. Me has ayudado tanto con mi duelo...En gran parte gracias a ti conseguí vivirlo, sacarlo fuera, llorar, admitir mi dolor. En vez de minimizarlo, tragar y seguir adelante me paré y le di tiempo, y me acepté. Gracias.

    Te seguiré leyendo en tu otro blog.

    Abrazos,

    Sara

    ResponderEliminar
  6. Un beso enorme al cielo Kai!!
    Vives también en mí...

    ResponderEliminar
  7. Hola Paloma, recién acabo de descubrir tu blog y en una noche de insomnio lo he leído enterito. Quiero contarte que yo también soy una mamá de un bebé que no superó la etapa acuática de la vida. Me gusta decir que es mi bebé de agua y yo soy su mamá, la mamá de un ser demasiado mágico y bello para este mundo. Su nombre es Kai, igual que el tuyo. Supongo que lo sabrás, Kai significa puerto en euskera. En hawaiano es mar, océano, En navajo significa sauce. El sauce elige crecer en lugares húmedos, al borde de los arroyos o los ríos. Tanto en Occidente como en Oriente, los sauces son el símbolo de la vida eterna y la resurrección. En swahili, ese idioma tan extraño procedente de África oriental, significa adorable y, normalmente, es un adjetivo que se emplea para bebés del sexo femenino. No hemos podido encontrar un nombre más universal para él. Le he pedido a mi niño que cuide del tuyo. Comparten nombre y magia y estoy segura que se encuentran bien y son felices allá donde estén.

    Con todo mi amor, un abrazo de luz Paloma y muchísimas gracias por compartir tu blog.

    Sol.

    ResponderEliminar
  8. Sol me conozco esas noches de insomnio terribles, hace tan poquito de lo tu Kai. Espero que te haya sido de alguna utilidad el blog, a mi desde luego me ayudó mucho a vivir el duelo, para poder escribir (ya que hablar no siempre puedes) sobre mi bebé. Este es mi pequeño gran homenaje al pequeño que cambió para siempre la vida de tantas personas.
    Nuestros hijitos están felices, esperándonos hasta que estemos juntos de nuevo y ya para siempre.
    Vas a ver como sientes su presencia todos los días de tu vida y cada vez de una manera más intensa.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, Paloma, siento su presencia, cada vez que lloro, cada vez que rio a carcajadas... Me ha enseñado muchas cosas: a aceptar las cosas como son y no como nos gustarían que fueran, a confiar en la sabiduría de mi cuerpo, nos ha unido más a su papá y a mí... Una amiga, también del curso de doulas, me dijo que se aprende más de los hijos que no han llegado a nacer que de los que tienes a tu lado día a día. Empiezo a creer que es así, pero, por el momento, no tengo hijos vivos, solo tengo a Kai.

      Besos.

      Eliminar
  9. Hola Paloma, felicitaciones por tu blog y gracias por compartir tus sentimientos, leí todo en un día!!!, también tengo un angelito en el cielo y leerte me ayudó porqué siento que la mayoría de personas no comprende el proceso de duelo y aprender a vivir de nuevo y con un mundo que se ve de otra manera después de que se pasa por un dolor tan desgarrador. Que Dios te bendiga y a tu familia...... y gracias, muchas gracias !!!

    ResponderEliminar
  10. Hola Jackie me alegro que te haya servido el blog. Yo ya tengo dos angelitos, pues me volví a quedar embarazada y también se nos marchó.... pero aún más rápido (en la semana 14 de gestación)
    Aunque ya no actualizo el blog, si necesitas cualquier cosa aquí seguimos estando. Un abrazo y bendiciones para ti y tu familia.

    ResponderEliminar